Careers / Career Advice / Essential Skills / Seis pasos para perfeccionar su capacidad de resolución de problemas

Seis pasos para perfeccionar su capacidad de resolución de problemas


Ya sea un estudiante de Cisco Networking Academy, un padre, un pasante, un novato o el presidente de una corporación grande, en algún momento deberá abordar problemas.

Problemas que necesitarán soluciones para resolverlos.

Son parte de la vida de todos.

Le guste o no, todos tenemos que tomar decisiones. Y las decisiones que tomemos deben resolver los problemas que enfrentamos. Si deseamos corregir un error en la red, cumplir con un plazo, garantizar ese ascenso o iniciar nuestra propia empresa, independientemente de lo grande o pequeña que sea, debemos establecer objetivos y metas personales que nos requieren resolver problemas.

Saber resolver problemas es una capacidad con mucha demanda. Los empleadores lo agregan continuamente a su lista de requisitos. ¿Cuántas veces ha visto "Se buscan solucionadores de problemas" en descripciones de puestos? En lo que a la tecnología respecta, la capacidad de resolver problemas de manera eficaz se está convirtiendo rápidamente en una habilidad esencial al momento de la contratación.

Entonces, ¿cómo puede perfeccionar esta particular habilidad? ¿Existe un enfoque o estrategia de resolución de problemas que pueda dominarse o mejorarse?

Existe abundante evidencia que sugiere que un enfoque sistemático basado en pasos bien definidos puede ayudarlo a encontrar soluciones reales, sostenibles y escalables, sea cual sea el problema.

Resolución de problemas: Un enfoque paso a paso

1. ¿Identificó el problema?

No hay mejor punto de partida que definir qué es lo que debe corregirse.

Implica tomarse el tiempo para revisar minuciosamente la situación, separando los síntomas de la causa. El objetivo de hacer un diagnóstico es comprender los problemas y sus causas. Esto lleva tiempo y podría implicar algo de investigación para descubrir las causas detrás del problema.

2. Determinar las causas raíz

Una vez que haya identificado su problema, necesita averiguar qué lo causó.

  • ¿Cuáles son las causas subyacentes?
  • ¿Qué está provocando el problema?
  • ¿Puede ser cuantificado o calificado?
  • ¿Qué está ocurriendo a nivel central?

Porque, a medida que trabaja para resolver el problema, querrá encontrar una solución que aborde las causas y no solo los síntomas, ¿no es así?  Por eso, tómese el tiempo para investigar la situación. Recopile información, analice sus hallazgos y perfeccione su diagnóstico.

3. Busque varias soluciones

Ser un buen solucionador de problemas implica pensar de manera innovadora; a su vez, esto implica pensar de una manera no convencional. No se conforme con la primera solución que encuentre. Desafíe los límites. Encuentre tantas soluciones alternativas como sea posible. Y luego algunas más.

Esto podría implicar buscar soluciones en lugares o fuentes inusuales, hablar con un grupo diferente de colegas, mantener una mente abierta y ser receptivo al intercambio de ideas o perspectivas. Más allá del tiempo que lleve, una vez que cuente con un conjunto de soluciones alternativas, sométalas a análisis.

4. Encuentre la solución ideal

¿Es más fácil decirlo que hacerlo? No necesariamente Abórdelo de manera lógica. Responda a estas preguntas:

  • ¿Es técnicamente viable?
  • ¿Es escalable?
  • ¿Cuenta con los recursos?
  • ¿Cuáles son los riesgos? ¿Se los puede gestionar?
  • ¿Su solución beneficia a la mayor cantidad de personas posible?
  • ¿Se puede medir? ¿Cómo la medirá?

5. Planee e implemente su solución

Analice esta parte con mucho detenimiento también. Desarrolle un plan sólido para ejecutar su solución.  Necesitará determinar para quién, para qué, cuándo y cómo implementará su plan.

Y también es igual de importante pensar en cómo determinará si la solución fue un éxito, lo que nos conduce al último paso.

6. Mida el éxito de su solución

¿De qué manera se concilia con sus metas? ¿Ha alcanzado sus objetivos? ¿Se ha mantenido dentro del presupuesto? ¿Se completó el trabajo? ¿Se puede ver un resultado medible? 

Evaluar el éxito de su solución es un paso fundamental (y a menudo desatendido), ya que le muestra claramente si su solución es la correcta o si necesita volver al paso uno y comenzar de nuevo. Porque una parte clave de resolver problemas eficazmente es estar preparado para equivocarse y aprender de sus errores.

Recuerde que todos los problemas son simplemente acertijos esperando ser resueltos. Practique estos seis pasos para desarrollar su agudeza para resolver de problemas y verá que sus capacidades serán valoradas.