Careers / Success Stories / El proyecto F_Email genera confianza y carreras profesionales

El proyecto F_Email genera confianza y carreras profesionales

Mayor participación en trabajos de TI para mujeres serbias.


Proyecto F_Email, Facultad de Ingeniería Electrónica, Universidad de Belgrado, Serbia

El proyecto F_Email recluta a mujeres que no han podido encontrar un trabajo para desarrollar sus habilidades de TI y lograr su desarrollo laboral como profesionales de redes. El programa de tecnología innovador, exclusivo para mujeres, que se ofrece en la Facultad de Ingeniería Electrónica, en la Universidad de Belgrado, utiliza la currícula de Cisco Networking Academy para ampliar las oportunidades de TI para las mujeres.

Desarrollo profesional, una mujer por vez

La idea para el proyecto F_Email provino de Mladen Koprivica, instructor de Cisco Networking Academy de la Facultad de Ingeniería Electrónica de la Universidad de Belgrado. “Según la Grand Coalition on Digital Jobs (Gran coalición para empleos digitales) de la UE, existe una brecha entre los puestos de TI disponibles y el personal calificado para ellos”, señaló. “Para respaldar el desarrollo y la modernización de la economía serbia, es muy importante contar con personas capacitadas. Existe la necesidad de que las mujeres tengan mayor participación en los trabajos de TI”.

En la universidad, muchas mujeres buscan obtener títulos en áreas donde no existen trabajos o no representan la totalidad de sus habilidades y talentos debido a la falta de confianza. Por ejemplo, Ana Mari Brnabic se graduó con las mejores calificaciones en la clase de restauración de arte, pero pasó años buscando trabajo.

Se buscan mujeres con ganas de cambiar sus vidas

En 2006, Mladen se asoció con Cisco para lanzar el proyecto F_Email: un programa competitivo de capacitación de TI orientado a un grupo selecto de mujeres que enfrentan obstáculos significativos en el área laboral. Al combinar las habilidades técnicas que se enseñan en los cursos de Cisco Networking Academy con la capacitación en habilidades de software ofrecida a un pequeño grupo, esperaba ayudar a las mujeres a llevar sus fortalezas y talentos a la industria de TI en desarrollo en Serbia.

Más de 150 mujeres compiten cada año para obtener uno de los 16 lugares en el programa intensivo de ocho meses. El resultado es una combinación de principiantes en una carrera profesional con habilidades técnicas y personas que desean cambiar su carrera profesional y que provienen de ámbitos tan diferentes como analista de TI, madre, artista, profesora de idioma y arquitecta.

“Era como comenzar desde cero, nuevamente, a los 34 años”, afirmó Ana Mari, la artista. En el proyecto F_Email, Ana descubrió cómo sus habilidades de restauración de arte podrían traducirse en una carrera de tecnología. Después de años de rechazo, actualmente está trabajando en la industria de TI en Serbia. “Fue realmente frustrante. Pero estoy feliz, realmente feliz con mi trabajo, mis colegas y mis nuevos amigos”.

El posicionamiento profesional conduce al éxito

El programa hace hincapié en el desarrollo profesional mediante la capacitación en habilidades de software. Los participantes aprenden a posicionarse para una carrera profesional, no solo para un trabajo. Según Irena Jankovic, instructora de habilidades complementarias, “les enseño a utilizar lo que es único en ellas para ayudar a los empleadores a comprender en qué se diferencian de los otros”. Irena alienta a las mujeres a colocar sus propias prioridades en primer lugar y a concentrarse en los objetivos de desarrollo profesional.

“A medida que la brecha entre las personas calificadas y los puestos de trabajo disponibles crece, las mujeres deben tener una mayor participación en la industria de TI”, indicó Mladen. “Algunos de los trabajos de TI más populares no existían cuando comenzamos con el programa. Hemos visto que la educación de TI puede ser muy eficaz”.

A pesar de la recesión global y de un índice de desempleo de aproximadamente el 20%, las mujeres que participaron en el proyecto F_Email encontraron trabajo. En los primeros cinco años, 83 mujeres completaron el programa del proyecto F_Email, y el 70% encontró trabajo.

“Ya no me preocupa mi futuro”, señaló Ana Mari. “Sé lo que quiero hacer y cuál es mi objetivo”. Su confianza se extiende a sus dos hijos, a quienes alienta a mantener una mentalidad abierta sobre sus intereses.